sábado, 2 de febrero de 2008

Estreno

Sábado a la tarde. Empieza a oscurecer. Tanto oir hablar de blogs... Esta vez, voy a hacer algo al revés que en otras ocasiones. En vez de hacer un plan perfecto para saber muy bien qué es un blog y luego no hacer nada (como siempre), este lo he creado ya. Luego, ya veremos qué pasa. No importa mucho, porque creo que nadie lo va a leer...

El título del blog: es de un libro de Hermann Hesse. Un buen libro. Pero es difícil de leer, eso es verdad. Hay veces que parece que no dice nada, que no avanza. Pero lo hace. No es un buen libro para los que tienen muy claro cómo son las cosas, para los que están en posesión de la Verdad.

Qué de gente sabe cómo son las cosas. Lo que es bueno, lo que es malo... Eso está bien, supongo. Da seguridad, y se duerme mejor. No sé, por ejemplo. Pensemos que yo sé que las morsas son los mejores animales del mundo. Igual es porque me lo han dicho siempre, o tal vez lo piense porque un día me dio por ahí. El caso es que encuentro gente como yo (alguno habrá), y nuestra creencia se refuerza. Igual surge algo de cariño, pero sin pasarse, que estamos en cosas serias. Luego organizamos reuniones con cierta regularidad, y hacemos un tratado: "Acerca de Por Qué las Morsas Sí y otros Bichos No". Lo leemos, lo recitamos. Algunos hasta se lo aprenden de memoria. Todo va bien. Ya no entendemos cómo otros no ven lo obvio, cómo hay quien quiere a perros babosos y gatos engreídos. Hombre, hay que reconocer que no todo es siempre de color de rosa. Es perturbador cuando te encuentras con alguien que no piensa igual y encima argumenta y además defiende sus ideas erróneas. Supongo que entonces lo que tendría que hacer es pensar que está perdido, que es malo, que lo han sugestionado. Luego iría corriendo donde los míos para que me diesen fuerzas. Un problema serio podría plantearse el día que no sólo yo, sino todos los del grupo nos hayamos encontrado con gente así, equivocada. Entonces, ¿quién anima a quién? Tendríamos que haber nombrado antes a alguno de nosotros como Superior, alguien a quien nunca alcanzara la duda ni la tibieza. Entonces iríamos donde él, y nos reconfortaría. Qué bien. Las noches volverían a pasar tranquilas, sin dudas.

No sé, últimamente es de las cosas a las que más vueltas doy: me asombra la seguridad de tanta gente.

Bueno, ya ha oscurecido del todo aquí en Pamplona. Creo que faltan ciento cincuenta y pico días para Sanfermín. Yo creo en Sanfermín. En cómo pueden las personas, cómo puede una ciudad tan de toda la vida como Pamplona cambiar de repente en los pocos minutos que rodean a las doce del mediodía del día 6 de julio. Es un sueño real.

3 comentarios:

Thais dijo...

Es importante tener seguridad en ciertas cosas... supongo que forma parte del carácter de cada uno...
Aunque igual de importante es saber adaptarse y saber cambiar ciertas ideas según lo que conoces...
Jajaja! Vaya rayada!
Pues nada! Simplemente decir, que nunca fui a Sanfermines...

Duca Montoya dijo...

Hoy justo estabamos Jenny y yo planeando cómo nos podemos escapar a sanfermines desde Londres!!
QUEE GANAAAS!!!

Enhorabuena por lanzarte al blog... pinta muy bien!

Besos gordos

Yvon dijo...

Estas hablando de futbol no?

Si te quedas mas tranquilo que sepas que has hecho bien abriendo primero el blog, que con lo que te gusta dar vueltas a las cosas si te lo piensas un poco seguro que no lo abres nunca.

De los Sanfermines habra que ir concretando, que 150 dias pasan volando y ahora no se donde tengo el pañuelo.

Esa foto te la hice yo no?